TRATAMIENTOS 
 

Dietas proteinadas

Dietas proteinadas. La dieta proteinada tiene como objetivo la reducción de lípidos y glúcidos en la ingesta, manteniendo el aporte de proteínas que mantienen el balance nitrogenado en equilibrio, obligando así al organismo a consumir sus propias reservas, primero de glúcidos y más tarde de lípidos, con el consiguiente adelgazamiento dirigido al acúmulo de tejidos grasos. Numerosos estudios llevados a cabo en todo el mundo han demostrado la eficacia y el éxito a largo plazo de las Dietas Proteinadas en el tratamiento de la obesidad, siempre y cuando se apliquen bajo un control de un especialista médico y según un protocolo médico establecido. Las dietas proteinadas bien realizadas y con un control y seguimiento adecuado por parte de un equipo médico, presentan unos buenos resultados en la pérdida de peso así como en la evolución del perfil glucémico (presencia de glucosa en la sangre) de los pacientes. Existen en la actualidad numerosos estudios llevados a cabo en todo el mundo que mostraron su eficacia y el éxito a largo plazo de esta técnica cuando se aplica según las exigencias del protocolo científico establecido por investigadores universitarios de renombre mundial. Si pensamos que por ser la Dieta Proteinada una dieta de pérdida de peso rápida “la recuperacion de peso es rápida”, se dispone de varios estudios importantes que contradicen dicho razonamiento. Debemos matizar que la pérdida de peso rápida es seguida de un periodo de estabilización del peso perdido y la dirección del paciente hacia una dieta de equilibrio alimentario.

    Beneficios de la dieta proteinada.
  • Ausencia de hambre.
  • Protección de la masa y tono muscular y del tono de la piel.
  • Una pérdida rápida y segura de peso a expensas de la masa grasa, manteniendo toda la energía para permitir a tu organismo afrontar la batalla diaria con optimismo y vitalidad.
  • Sin sensación de tristeza, debilidad o falta de vitalidad.
  • Con protección de la tonicidad de la piel al conservar la masa muscular